Es el aniversario de Bob y Linda pero Bob se olvida y para empeorarlo, Hugo, un inspector sanitario que salia con Linda, escuchó el rumor de que en el restaurante se sirve carne humana e intenta clausurarlo.