Robin les apuesta a los demás titanes que no podrían estar 24 horas sin utilizar sus superpoderes, para que sepan lo difícil que es ser como él.