La «hermandad» entre Robin, Cyborg y Chico Bestia es puesta a prueba cuando se quedan atorados en el ascensor. Mientras tanto, Raven y Starfire los esperan con el Doctor Luz.