Una noche en el mercado, Ash conoce a Rika, que es capaz de comprender los sentimientos de los Pokémon. Al mirar a Poipole, sintió que le gustaba hacer dibujos.