Todos los años tiene lugar el festival del viento en Ciudad Fula, lugar donde la gente son uno con el viento. Existe la tradición de que el Pokémon legendario Lugia aparecerá durante el último día del festival, trayendo a todos la bendición del viento, una promesa que proviene de hace muchísimos años.