Este capítulo transcurre por entero dentro de la nave Bebop. Algo está enfermando a sus ocupantes y les deja unas extrañas marcas. Spike es el único que no está infectado y decide eliminar a lo que esté atacando a sus compañeros.