Branski es elegido para firmar un tratado de paz entre la humanidad y los Vek, pero el embajador de Vek tiene otros planes.