Marge se convierte en la directora del teatro local de Springfield, armada con el guión de Lisa que se asemeja a «Hamilton». Mientras tanto, Homer se une a una clase de bebés con Maggie, donde le gusta la supervisora Chloe.