Louise entra en una guerra de territorio con el propietario de un camión de jugos tratando de establecer una tienda en el callejón de Belcher; Linda se da cuenta de que no siempre puede acudir en defensa de su hermana.